Saltar al contenido

Biología

La biología, también conocida como las ciencias biológicas, es el estudio de organismos vivos que utilizan el método científico.

La biología examina la estructura, función, crecimiento, origen, evolución y distribución de los seres vivos.

Clasifica y describe organismos, sus funciones, cómo las especies llegan a existir y las interacciones que tienen entre sí y con el entorno natural.

Cuatro principios unificadores forman la base de la biología moderna:

  • Teoría celular
  • Evolución
  • Genética
  • Homeostasis

La biología como ciencia separada se desarrolló en el siglo diecinueve, cuando los científicos descubrieron que los organismos compartían características fundamentales.

Actualmente, la biología es una materia estándar de instrucción en escuelas y universidades de todo el mundo, y anualmente se publican más de un millón de artículos en una amplia gama de revistas de biología y medicina.

La mayoría de las ciencias biológicas son disciplinas especializadas.

Tradicionalmente, se agrupan por el tipo de organismo que se estudia:

  • Botánica: estudio de plantas;
  • Zoología: el estudio de los animales;
  • Microbiología: el estudio de microorganismos.

Los campos dentro de la biología se dividen en función de la escala a la que se estudian los organismos y los métodos utilizados para estudiarlos: la bioquímica examina la química fundamental de la vida; la biología molecular estudia las interacciones complejas de los sistemas de moléculas biológicas; la biología celular examina el componente básico de toda la vida, la célula; la fisiología examina las funciones físicas y químicas de los tejidos y sistemas orgánicos de un organismo; y la ecología examina cómo varios organismos se interrelacionan.

Los campos aplicados de la biología como la medicina y la investigación genética involucran muchas subdisciplinas especializadas.

Un concepto central de organización en biología es que la vida cambia y se desarrolla a través de la evolución y que todas las formas de vida conocidas tienen un origen común.

Charles Darwin estableció la evolución como una teoría viable articulando su fuerza motriz, la selección natural (Alfred Russel Wallace es reconocido como el codescubridor de este concepto).

Darwin teorizó que las especies y razas desarrolladas a través de los procesos de selección natural así como por selección artificial o reproducción selectiva.

La deriva genética fue adoptada como un mecanismo adicional de desarrollo evolutivo en la síntesis moderna de la teoría.

La forma y función biológica se crea a partir de los genes, que son las unidades primarias de herencia, y pasan a la siguiente generación.

La adaptación fisiológica al entorno de un organismo no puede codificarse en sus genes y no puede ser heredada por su descendencia.

Sorprendentemente, organismos muy diferentes, que incluyen bacterias, plantas, animales y hongos, comparten la misma maquinaria básica que copia y transcribe el ADN en proteínas.

Por ejemplo, las bacterias con ADN humano insertado producirán correctamente la proteína humana correspondiente.